PRÓLOGO


PROLOGO

A mis queridos lectores he decidido dedicar esta sección especial, en la que quiero relataros mi historia de vida. No voy a echar marcha atrás, sino adelante, porque a partir de hoy os relataré mi presente y mi futuro más próximo, pues estoy inmersa en una época de mi vida llena de cambios. Realmente nuestra vida siempre está llena de cambios, o tal vez no, tal vez toda la vida es un cambio de uno mismo que va evolucionando con el tiempo y con las experiencias vividas. Soy de la opinión que la vida de uno la decide uno mismo, con sus actos y con sus decisiones dibuja cada día el perfil, la planta y el alzado de la casa de su destino.

Porque el destino es algo tan incierto, (por supuesto no creo en las predestinaciones), cada minuto de la vida está condicionado por nuestros actos y creamos paso a paso nuestro yo y nuestro entorno, todo lo que nos rodea es elegido por nosotros y no por la suerte o el destino. Claro que los acontecimientos históricos y sociales de nuestro entorno nos afectan en el grado que modifican el devenir de las cosas, la economía, la política, etc…, pero “nuestro  destino” lo escribimos y dibujamos nosotros con nuestros actos y decisiones.

He pensado comenzar este relato en el día  en el que Mario y yo decidimos que nos teníamos que ir de España, porque por más que a uno le guste donde vive y, en mi caso, el país donde he nacido, cuando no se puede trabajar, ni emprender, ni crecer, ni ofrecer un bienestar a tus descendientes y que se desarrollen en un país donde haya oportunidades para salir adelante, pues, entonces, uno tiene que pensar… ¿que hacer con su vida?. Pero antes si os haré una pequeña puesta en escena de mi vida.

Yo, que he sido una gran emprendedora y trabajadora, porque me viene de familia, he trabajado desde los 16 años, primero con mi padre en sus tiendas de muebles, a donde iba en los veranos, para ir aprendiendo el negocio, y después en algunos comercios y empresas, pero a la vez siempre he desarrollado mis propios negocios, hasta que se dejó de poder…, y lo dejemos ahí. Yo hoy, con dolor de mi corazón tengo que decir adiós a mi país, donde he nacido, crecido y vivido hasta hoy. Con dolor de mi corazón y con esperanzas de futuro y de un cambio positivo, aunque considero que todos los cambios pueden ser positivos, pues son nuevas experiencias, siempre enriquecedoras en uno u otro aspecto, para nuestras vidas.

Tal vez, acompañando al hecho de la crisis económica que empezó a azotar este país en el año 2007 con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria y demás… consecuencias, debería mencionar el hecho de mi divorcio en febrero de 2005, plagado de disputas horribles, juicios, vistas, valoraciones, peritos psicólogos, luchas etc…., que prácticamente me impidieron trabajar durante los tres siguientes años a mi  divorcio, y que finalmente, me vi abocada a incrementar las listas del paro, eso sí, sin remuneración alguna, pues yo era empresaria autónoma. Si, esa especie en extinción que levantamos este país y lo soportamos pese a los azotes de las haciendas y demás señores feudales que nos obligan a pagar el diezmo.

Todo esto aderezado con una serie de dificultades propias de una familia monoparental, con agrias divergencias entre los progenitores, residiendo a 500 km de toda mi familia, sin trabajo, con problemas de diversa consideración debido a mis tres hijos en edades escolares y complejas cada uno en su medida.

En dicha tesitura y, recurriendo al baúl de los recursos, que en mi caso es como el bolso de Mary Poppins, decidí reunir el valor suficiente para decir “Queridos amigos y miembros de mi familia, necesito ayuda”. Ahora veo un programa que hay en la televisión que se llama “Entre todos”, (no se si alguno de vosotros lo habrá visto), en el que ayudan a personas con dificultades a salir adelante con ayudas económicas y de otras índoles, y pienso: “¡si esto ya lo inventé yo en 2010!”. Pues bien, aquel noviembre de 2010, expuse mi crítica situación personal, laboral y económica y expuse mi idea de negocio para poder salir adelante y ellos, mis familiares y amigos, confiaron en mí y “entre todos”, me proporcionaron los medios que yo pedí para poder montar mi “negocio”. Aquello fué una de las experiencias más positivas, enriquecedoras y fascinantes de mi vida, pues experimenté la sensación más bonita al ver recompensado mi “valor” de pedir, con la consiguiente vergüenza que uno pasa, todo hay que decirlo, con la “generosidad” de todos aquellos que se solidarizaron conmigo. Al igual que en el programa de televisión que he mencionado, cada uno puso su granito de arena, unos mayor y otros menor , pero a todos estaré eternamente agradecida, pues avalaron mi aventura, confiaron en mí y decidieron ayudarme y sobre todo, me dieron una emocionante lección de cariño, solidaridad, generosidad y empatía que jamás olvidaré.

Gracias a la creación de mi pequeño negocio, mi vida cambió bastante, ahora tenía algo nuevo por lo que luchar y en que realizarme y emplearme y mi día a día en aquella lucha por llevar aquello adelante fué duro pero reconfortante. Aquello me llevó a conocer numerosas personas y nuevos amigos y fue una corta, pero bonita etapa, en la que al menos, me sentía en mi salsa en contacto con los demás, trabajando y de cara al público, como había sido mi vida siempre.

Desgraciadamente, dada la situación económica del país, el creciente paro y demás circunstancias que ya son de todos conocidas, mi negocio duró 10 meses. No pudo sobrevivir, pero afortunadamente tuve el acierto de cerrar a tiempo antes que envolverme en una bola de deudas y una agonía peor. Pero lo mejor y más grande que ese negocio me trajo fué el conocer a mi actual pareja, Mario, al que he mencionado al comienzo de estas líneas.

El ha sido una inyección de energía, de ilusión, de fuerza, de cariño y por supuesto de amor, que ha sido, junto con mis hijos por supuesto, el mejor combustible que jamás ha tenido el motor de mi vida. Me ha devuelto a la confianza en la vida en pareja, que desgraciadamente, por mis anteriores experiencias, prácticamente había descartado ya de mi vida. Ha reforzado mi autoestima con su trato amable, educado, cariñoso y siempre mi primer “admirador”. Me ha malcriado, con su forma de amarme tan generosa e incondicional y le ha vuelto a dar “sentido a mi vida”.

Te doy las gracias

Beatriz Barragán © 6.02.2014
CREATIVE COMMONS

Anuncios

4 pensamientos en “PRÓLOGO

  1. Te animo a que lo hagas, no importa donde te encuentres si llevas al amor de tu vida con vos y a tus hijos, yo salí de Argentina hace 13 años, con mi marido y mis 5 hijos, viví en Nueva York 2 años y luego vine a España, con toda la familia, no te diré que no se extraña, pero aprendes que la gente es generosa en todas partes, que tu pareja se consolida, que tus hijos se enriquecen y se vuelven increíbles , ademas de aprender cosas nuevas y no tener miedo a cambiar de lugar y saber el valor del estudio.Perdona que te resumiera así una parte de mi vida, pero ve con ilusión y verás como todo se supera, no es fácil, pero yo elegiría salir otra vez de mi país por nosotros, antes que nada y luego por mis hijos.Un abrazo muy fuerte.

    Me gusta

    • Hola Amelia, primero de todo darte las gracias por tomarte la molestia de hacer este precioso comentario y después agradecerte también ese ánimo tan enorme que me das. Siempre me ha gustado la gran sensibilidad y profundo sentimiento con que escribes tus poemas y ahora lo entiendo un poco más. Estoy muy animada e ilusionada con este cambio, pero tu pequeño resumen de vida me da más empuje. Es cierto eso que dices, donde están los que amas está tu sitio, el problema es que toda mi familia, incluída mi hija mayor se quedan aquí. Un abrazo para tí también y de nuevo muchas gracias.

      Me gusta

  2. En fin,tu historia,es una más , del humano que nace ,vive y,muere, Es homónima, es natural,Tu, entorno desde, cuando fuiste concebida, es desde ese momento,el que va a decidir,no cual es el camino que vas a tomar ,pero si la piedra conque vas a tropezar , el muro que tendrás que rodear, , Nuestros átomos en una danza de + o´-, ,son determinados a bailar según el medio, el entorno ,ya desde tan adentro el entorno limita nuestra vida,.Tu voluntad, hace los cambios, hasta que puede, Lo único que es voluntad propia es cuanto te amas, ,Si te amas mucho ese amor que es solo tuyo,, no lo perderás nunca, el resto recibirá de ti ,lo mejor, que tienes.
    enhorabuena, vuestra decisión ,y que El, los acompañe, , Jose Alicante

    Me gusta

Psst! Comenta, ¡deja tu huella!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s