TRISTE


TRISTE - Ilustración del soneto del mismo nombre.
Triste

Aunque, siendo muy “triste” lo que está aconteciendo en estos últimos meses a causa del coronavirus, las muertes, las pérdidas económicas, de empleo, etc…, se ha constatado fehacientemente que los niveles de contaminación han caído en picado debido al estado de alarma y el consiguiente confinamiento y parón en la actividad industrial, así como en el tráfico, tanto de vehículos como de barcos y aviones. 

Así mismo y en consecuencia, la fauna y la naturaleza en general, han disfrutado de un respiro, aunque “tristemente” será breve, ya que en el momento en que los humanos volvamos a nuestra “nueva normalidad”, esta “tristeza” *(contaminación) volverá a adueñarse de TODO.

Es por eso el uso reiterado de la palabra “triste”, tanto en el título como en las rimas de este soneto.

TRISTE

Las nubes nos observan, gesto triste,

y es fugaz su mirada de esperanza

después de pocos días de esta andanza

volverán a mezclarse en humo triste.

Y su hermana, la luna, mira triste

y es que tiene una sublime añoranza,

que la luz se refleje, de su panza,

en azul cielo y no en grisura triste.

Y el pájaro que allí en su rama trina

jalea a la paloma, su vecina,

y olvida aquellos días, negros, tristes.

¡Qué lástima! Que todo sea reflejo

de un mundo que se mira en un espejo

y en breve volverá a sus días tristes.

Beatriz Barragán fernández © 7.5.2020

GUERRA MODERNA


Un mes en nuestras casas confinados,

cuidándonos del rey que está ahí afuera,

viendo pasar la vida por la acera,

penando por los muertos no llorados.

La tremenda pandemia ha “alborotado”

a la “clase” política, que alberga,

esperanzas tan falsas que, en su jerga,

de curvas, picos y EPIS han contado.

Y aquí el común de todos los mortales

aguanta como puede, confinado,

mirando a través de los cristales.

Cómo sus vidas han hipotecado

al interés de un virus coronado

que va dejando muertos a raudales.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Y estamos aplaudiendo en los guiñoles

al ejército verde de hospitales

que con armas escasas y retales

alzan nuestra bandera de españoles.

Caen presos de ese rey que nos gobierna

a golpe de matanzas inmorales,

nos defienden, mas no son inmortales,

escudos  de papel, guerra moderna.

Derrocar a este rey absolutista

es la lucha que por Semana Santa

mantiene hoy desierta la autopista.

Y en el balcón la resistencia canta;

tenor, rockero y hasta cupletista,

a ver si majestad se nos espanta.

Beatriz Barragán © 12.04.2020

DÉCIMAS DE LA MAR SERENA


Para leer la entrada completa hacer clic en el enlace, gracias.

Muchas gracias a mi amigo Ovidio Moré por su inestimable ayuda y amistad y su siempre grata colaboración. Gracias a tus preciosas décimas me picó el gusanillo de este tipo de composiciones y cada vez voy aprendiendo contigo, un beso compa.

Mar serena que me arropas
en ti yo quiero morir
es mi sueño el existir
bajo tus líquidas ropas.
En el blanco de las copas
las olas llevan mi olor
declarándole el amor
a tus azules cabellos.
Con sus plateados destellos
voy desterrando el dolor.

Sigue leyendo

BAJO MIL LLAVES- REALIDAD O QUIMERA


Poema escrito inspirado en la imagen que le sucede, para participar en el Reto nª52 del grupo de Facebook Territorio de Escritores: Retos literarios.

 

Bajo mil llaves quedaron sus secretos,
algún día nos los contarán los muertos,
pues jamás pudo romper con su silencio.
Bajo las siete llaves de las siete décadas
durante las que arrastró su vida como un alma en pena,
penando por secretos que nunca descubriera,
que estuvo guardando la vida entera.
Vida que no fue vida, fue quimera. Sigue leyendo