POR VIVIR A MI LADO NO PAGASTE


Por vivir a mi lado no pagaste

ni el más mínimo peaje, compañero,

no hablo en absoluto de dinero,

la fe que puse en ti la traicionaste.

Fuiste un sueño liviano y pasajero

pesadilla de mi alma a ti entregada,

sufrir como cambiaste de jugada

apostando a equipaje más ligero.

De aquellos compromisos adquiridos

te despediste, consciente, a la primera,

pasando del ensueño a la quimera.

Y amores convertidos en olvidos

nos tuvieron un rato entretenidos

a cambio de olvidar la vida entera.

Beatriz Barragán Fernández © 1.5.2020

Psst! Comenta, ¡deja tu huella!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s