HORIZONTE


HORIZONTE

Si tienes el horizonte
en el umbral de tu casa
al frente de tu mirada,
en un rincón de tu mente,
el horizonte se achica
entonces, no vale nada.


El horizonte es futuro,
es lejana la mirada,
lejana, que llega lejos,
y no a tu propia ventana.

Lejos de lo simplemente tuyo,
de tus problemas, tu orgullo,
de tus penas y desdichas
o tus enfados, que apenas,
superas con una sonrisa.

El horizonte no es plano,
no es una playa o un llano,
es redondo como el mundo,
es eterno, es fecundo.

Mira lejos, lo que ocurre
lejos de tu vida, sufre,
ríe, piensa, siente
de lo que el mundo adolece.

Mira a tu lado, el que llora,
aunque no sea de “tu gente”,
mira al que tienes enfrente,
que a veces, ¡ni lo presientes!,
le ves, pero no le entiendes.

Mira lejos de ti mismo,
aunque sea ahí, enfrente,
para que otros te vean
y sepan lo que tú eres.

Beatriz Barragán © 31.10.2014

CREATIVE COMMONS

Anuncios

Psst! Comenta, ¡deja tu huella!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s