MONTI


La siguiente entrada está dedicada a un chimpancé, de nombre “Monti”, que permanece en el zoológico de la ciudad de Santiago del Estero -Argentina-, desde hace 47 años. Se está estudiando su estado de salud para su traslado a una reserva en Brasil y , como consecuencia de la noticia en la prensa, muchas personas se acercaron al zoológico, dejando en las proximidades de la jaula de “Monti”, pancartas con frases alusivas a su pertenencia a la ciudad y a sus ciudadanos y oponiéndose a su traslado a dicha reserva.
Y yo pienso….

Monti

En vuestras pancartas leo,
Monti es “nuestro”, “santiagueño”
y me pregunto si es cierto,
¿Se sentirá santiagueño?

Tal vez estará aburrido
de estar ahí recluído,
desde que fuera pequeño.
La suciedad le rodea
en esa jaula tan fea,
se encuentra triste y callado,
ya no juega, ya no brega.

Permanece quieto y mira,
sin mirar, a su manera,
nos dice que ya no quiere
vivir más esta condena.

¡Dejadle en paz!, que lo lleven
a donde cuidarlo puedan,
pues nadie quiere una casa
que esté de miseria llena.

¿Os preguntáis lo que él piensa?
Ahí sentado en silencio
permanece todo el día,
a mí me parece que esto
no es una bonita vida.
Cuatro paredes oscuras
y una reja que lo encierra.

Cuando le miro y le hablo
él mira para otro lado.
Y cuando sigo sus pasos,
a lo largo de la reja,
él da la vuelta y me deja.

Tal soledad le acompaña
que ya no quiere, se aleja,
como si así demostrara
la tristeza que le aqueja.

¿Santiagueño decís? ¡Venga!
La libertad él quisiera,
pero ahora será difícil
que viva si lo liberan.
Aunque muy lindo sería
verle correr por la selva.

Aún si para morir fuera,
tuviera oportunidad
de estar en naturaleza
y llevarse para el cielo
buen recuerdo de esta tierra.

¡Dejad que lo lleven, hombre!
¡A mí me da mucha pena!
Un animal, como un hombre,
recluído en esa celda.

¿Nadie se habrá preguntado…?
¿Como se siente? ¿Que piensa?
Sin ninguna compañía,
ahí solito, ¡Que tristeza!

Así es que, dejaros hombre,
de propiedades inciertas.
Él no es de nadie, recuerda,
que un animal nace libre
y es el hombre quien lo encierra.

Beatriz Barragán © 24.09.2014

EVOLUCIÓN-CONTRADICCIÓN

Anuncios

7 pensamientos en “MONTI

    • Si, la verdad, la primera vez que le vi lo pensé y no pude evitar volver y volver varias veces, hasta que el día que vi en la prensa que pensaban trasladarle, volví a visitar el zoo para verle y encontré las pancartas de la gente… Ahí me animé a escribir. ¡No entiendo a la gente!

      Me gusta

Psst! Comenta, ¡deja tu huella!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s